Monthly Archives: August 2014

Entrevista a Jose la Piedra añu 1944

escanear0002Entrevista- La Nueva España – Clicar para ampliar

Documentu qu’alcontró Hector Braga na hemeroteca de la Nueva España. José la Piedra camienta la so participación na película “Mieres del Camino” de Juan Díaz Quesada 1928.

Cartelo de "Mieres del Camino" - Coleución d'Ismael AriasCartelo de “Mieres del Camino”-Coleución d’Ismael Arias -Clicar para ampliar

Equi ye’l fragmentu onde se ve a Jose la Piedra. – Canal d’Hector Braga.

Na entrevista falen también de unos discos grabaos pa Columbia y que también teo llocalizaos y subiré en otra entrada, pues son los únicos documentos sonoros que se conocen d’elli y son de gran importancia.

Esta semeya del añu 1904 ye de la coleución de Gauson Fernande ye la única que se conoz de José la Piedra, foi asoleyá nel Cancioneru de la Gaita Asturiana onde tambien se fai una biografia bien completa.

escanear0003

Nel mió taller teo fexo reparaciones a gaites de Jose la Piedra, les cuales documenté y retraté, roncón propiedá de Luis Estrada:

1506049_10203599191761649_531722877473389320_n

y esta otra tumbal propiedá de Yesica Suárez:

1490616_10202897841708336_1783722629_o 1531708_10202897885389428_1542331438_o 1531708_10202897885429429_145025081_o 1554532_10202898019312776_1646030498_n 1604645_10202897841668335_1408418946_n

a continuación dexo un trescrición que fixe de la entrevista:

(delles pallabres son ilexibles, colo que cubri l’espaciu con interograntes)

HABLANDO CON JOSE LA PIEDRA Artesano de la gaita y el primer gaitero asturiano Por Alfredo Fernández La Nueva España – 24/06/1944 pág. 6

Presentación – D. José González Álvarez comúnmente conocido por José la Piedra. Vecindad: La Villa. Oficio: Artesano de la gaita. ¿?????? Artista del puntero. Edad 83 años. Al pasar por aquella escondida calle, nada hace sospechar que tras la alta puerta del patio, coronada de rosas y ramas verdes se esconda el taller y la casa de este gran artista de la gaita que la gente que la gente conoce por Don José la Piedra. Cuando nos introdujeron en aquel relicario del folklore asturiano, no sospechábamos, ciertamente, que nos aguardaban momentos tan deliciosos y para un asturiano capaz de emocionarse con cosas de la tierrina, inolvidables. ADVERTENCIA Estos dos viejecitos-Don José y su señora- son la amabilidad personificada. He de hacer aquí una advertencia a todos los jóvenes que en alguna circunstancia se vean obligados a tratar con gente anciana: Después de unos momentos de conversación os ¿???? Con la pregunta que los viejos tienen a flor de labio ¿???? Os vieron. – Y usted de que familia es? Uno empieza a explicar su ascendencia y presuponiendo entonces de bien relacionados, el anciano resulta siempre muy amigo de vuestro abuelo o de un tío vuestro. Lo cual no deja de ser agradable y sea verdad o no se os tratará como de la familia. Sin especificar si este a sido o no mi caso, pasaremos a la descripción del TALLER ¿Pero hay un taller aquí? Estoy ya en el taller: ¿pero un taller no tiene que esto y lo otro y lo de mas allá? Pues con taller o sin él, en el diminuto patio de José la Piedra dr fabrican-las hace el, sus manos firmes, aunque ancianas- las mejores gaitas de la región. Pero ¿Cómo las hace? ¿con qué se hacen las gaitas? Lo único que he visto han sido un torno primitivo, movido a pie-no digo “a pedal” porque este término podría traer cierto aire de ¿???- unas gubias, un formón… Don José esta labrando un pedazo de madera de boj, lentamente, con paciencia infinita. -Pero esto… -insinuó asombrado. -Tuve un torno de volante, pero no me gusto. Hay cosas antiguas de las que no se puede prescindir; se trabajará más deprisa, pero no me gustaba la labor. Aquí ¿ves? Puedo parar cuando quiero y llevar al milímetro la precisión. LA MODA DE LA GAITA. -¿Se vende en la actualidad alguna gaita? Y Don José- o su señora- nos aseguran que hay un renacimiento del gusto por las cosas tradicionales y en particular el puede concretar un incremento en la afición a nuestro típico instrumento musical; lo que se traduce en un aumento en la demanda del artículo que sus manos crean. El precio medio de una gaita puede fijarse en 350 pesetas. -¿Y los flecos, los bordados ¿????? Que los adornan?. -De eso se encarga mi esposa. Ella hace los bordados, los flecos, todo lo que una mujer tenga que hacer en una gaita. Hace poco vendieron una a un prestigioso médico y – dice ella- “aquella si que iba bien bordada. Llevaba el cielo con todas las estrellas y los cuatro puntos cardinales”. DONDE SE HABLA DE UNA ANGUSTIA Este gran artista quiere que la entrevista tenga un intermedio musical. Coge su gaita de ébano y lo primero que borda con sus dedos sabios es una alborada. Su esposa le dice que toque “aquello que ensayo para ir a Madrid cuando la Dictadura?¿” La gaita abandona entonces lo asturiano, que es su campo propio y se mete por los complicados pentagramas del Príncipe Igor y el vals de las Olas. Esto produce a quien lo escucha una suerte de angustia vaga. La gaita quiere llegar y no llega, quiere dar la nota justa y se queda corta; parece como si quisiéramos ayudarla con toda el alma pendiente del puntero y el esfuerzo produce una vaga ¿????. Por eso que descanso cuando vuelve a su jota Navarra y a las Alboradas célticas. -¿Le gusta tocar sin tambor? -No, el tambor marca el compás y ayuda así muchísimo. TIERRAS DE CANTAR Y DE NO CANTAR. Dice Don José que en Asturias es uno de los sitios donde más y mejor se canta. Vais a Castilla oís-si es que se oye alguno- cantares ¿???? Con desdichadas voces, ¿???, apagadas. De la Argentina, donde estuvo a probar fortuna, guarda un recuerdo semejante, la gente canta poco. Los italianos-dice- eran los únicos que cantaban por el campo. De allá se trajo ¿??? Recuerdo que gusta de ¿??? De vez en cuando. Se encontró con un gallego que, entusiasmado del modo como tocaba José la gaita soñaba con llamar de Asturias una pareja de bailaores y ganarse la vida por los teatros. No quise-dice la Piedra- y sin embargo quien sabe lo nuestro gusta mucho por allá. DE CUANDO IMPRESIONO DISCOS.

Al parecer, una vez se filmó una película que se tituló “Mieres del Camino” de aquella – cuenta Don José- Le vinieron a llamar por si quería tocar para sacar unos discos. -¿Cuánto nos va a llevar? -Dijeron los de Columbia. -No sé lo que me daréis-contesto la buena fe de José. -¿se conforma con cien pesetas? -Conforme. Fue a Oviedo y allí Juanín, el que tiene la exclusiva de “Carromateros” le dijo:- ¿Usted por cuanto viene aquí? -cien pesetas. ¡Pero hombre! Vendemos nosotros por doscientas y a usted ¿solo cien le van a dar? pida más. -No,no yo di mi palabra y la palabra vale más que el dinero. -Lo diré yo entonces ¿nove que es muy poco? -Yo he dado mi palabra. He aquí al José la Piedra caballero, anteponiendo lo material el culto español al honor y la palabra dada. Gente cuya pérdida es casi irreparable: cuya vida sencilla y sin ruido es fecunda y laboriosa, romántica ¿????. ¿? AÑOS Y don José esta fuera del grandioso engranaje de ¿??? Y subsidio a la vejez que el Estado Español ha ¿???. El que hizo los moldes para las molduras del Ayuntamiento, que en él trabajo dedicadas labores, que paso toda su vida bordando la madera y que –sobre todo- es el primer gaitero asturiano y el ultimo artesano de la gaita. Todavía el pan de cada día se tiene que ganar hora a hora construyendo gaitas, arreglando gaitas, enseñando a tocar la gaita. Gracias a Dios que le ha conservado el pulso firme, a pesar de los años. FINAL Esto resulto muy largo y temo que pesado. Quiero ser ¿??? Y jovial, tomarlo a broma y la broma no me salió. ¿??? Haber escrito una cosa ¿???. Por eso, aunque mucho quede por decir os hago gracia de ello: Perdón

MATERIAL SONORU:

Del blog de Fernando entrialgo, grabación del añu 30 Jose cuntaba con 70 años:

Amable Fueyo acompañada a la gaita por José La Piedra

Jose la Piedra ye sin duda un referente de la gaita asturiana; gaiteru, maestru y facedor. Les sos gaites algamaron prestixiu y foi maestru de grandes gaiteros. Una figura poco estudiada na que se debe afondar.

Categories: Uncategorized | Leave a comment